Crisis hipertensiva y bradicardia secundaria a intoxicación por midodrina




Marcela Patiño-Arboleda, Departamento de Medicina Interna, Universidad Libre, Cali, Colombia
Alberto Negrete-Salcedo, Departamento de Cardiología, Electrofisiología, Centro Médico Imbanaco, Cali, Colombia
José M. Ocampo-Chaparro, Departamento de Medicina Interna, Universidad Libre de Cali, Grupo Interinstitucional de Medicina Interna (GIMI 1), Universidad del Valle, Facultad de Salud, Departamento Medicina Familiar. Cali, Colombia


El síncope, definido como una pérdida transitoria de la conciencia que cursa con recuperación espontánea y completa, es secundario a un amplio grupo etiológico, incluido el de origen vasovagal desencadenado por una descarga adrenérgica u ortostatismo. El tratamiento de esta entidad incluye medidas no farmacológicas y farmacológicas, como la administración de midodrina, un agonista de los receptores ? de acción periférica, usada en el control de la hipotensión ortostática y cuyo empleo ha demostrado mejoría en los síntomas de esta alteración. Se presenta el caso de una mujer de 18 años, con antecedente de síncope vasovagal en tratamiento con medidas no farmacológicas y midodrina desde seis meses antes, quien consultó al servicio de urgencias de un centro de atención de nivel IV por cuadro clínico consistente en ingestión intencionada de una sobredosis de midodrina. En el ingreso se documentaron crisis hipertensiva, bradicardia extrema y compromiso hepático y renal. Se indicó tratamiento sintomático con resolución de las alteraciones clínicas y paraclínicas e intervención del equipo de salud mental.

 



Palabras clave: Sobredosis farmacológica. Midodrina. Síncope vasovagal.